El PSOE vota en contra de luchar por un tren digno para Illescas

El PSOE de Illescas se opone a solicitar desde el consistorio que el gobierno de España realice las inversiones necesarias para dotar a la línea de tren Madrid-Extremadura, que pasa por nuestro municipio, de unas infraestructuras dignas que aseguren el correcto funcionamiento de la misma, sin provocar retrasos ni dejar tirados a los viajeros, en lo que ya se conoce como el "tren de la vergüenza".

 

La única línea de tren de que dispone actualmente Illescas es la misma que une Madrid y Extremadura, que sufre retrasos y averías continuas y que se ha ganado a pulso la etiqueta de "tren de la vergüenza". Ante la innacción del gobierno nacional, el Partido Popular de Illescas ha elevado a pleno una moción para reclamar que se realicen las inversiones necesarias para su renovación, garantizando la seguridad de los viajeros y las garantías de una prestación digna, exactamente igual que las habidas en el resto de España. Moción a la que se ha opuesto el PSOE de la localidad.

La portavoz de los populares, Alejandra Hernández, se ha mostrado sorprendida ante el rechazo del partido socialista ya que considera que "es necesaria la unión de todos los grupos para solicitar las mejoras de la línea Madrid-Extremadura". "Es algo para lo que no cabe la negativa -continúa Hernández- ya que es urgente y totalmente necesario para nuestros vecinos y lo venimos reclamando desde hace muchísimo tiempo". "Illescas necesita unas infraestructuras y unos trenes del s. XXI que nos permitan comunicarnos con garantías tanto con Madrid, con el resto de la provincia de Toledo, como con Extremadura", finaliza. 

La avería histórica el día uno de enero de 2019 del tren de la línea Madrid-Extremadura, dejando tirados a 163 pasajeros, 24 de la provincia de Toledo, en medio de la noche, incomunicados, sin luz y calefacción, ha sido un escándalo nacional dando argumentos y justificación a la declaración como “tren de la vergüenza”. Esta avería es el mejor exponente de la incompetente gestión, de esta línea ferroviaria, por parte de Fomento, ADIF y RENFE manteniendo unos trenes tercermundistas y una infraestructura antigua y mal conservada por lo que se vienen produciendo averías, incidentes y accidente de forma reiterada, continua, constante y cada vez más graves.

El anterior gobierno popular incluyo en los PGE de 2018 partidas presupuestarias por valor de 16 millones de euros, solo para la provincia de Toledo, con el fin de llevar a cabo una serie de actuaciones y mejoras de la línea, mejoras que el partido socialista no ha llevado a cabo. Por eso destacan desde el Partido Popular, la necesidad "de unir fuerzas y exigir de una vez por todas la puesta en marcha de las acciones necesarias para un transporte con garantías".