El Partido Popular de Illescas insta a la Junta para que interceda en el caso de las VPO de El Señorío

Los populares pedirán que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha interceda para que los contratos se prorroguen al menos por un año más, manteniendo las cuotas actuales de alquiler. Además, Partido Popular de Illescas acaba de solicitar al pleno del Ayuntamiento que convoque una reunión urgente con todos los grupos políticos con el fin de que el Consistorio medie para alcanzar una solución inmediata.

 

El Partido Popular pedirá a la Junta de Castilla-La Mancha que estudie y medie en cada situación particular dentro del caso de las Viviendas de Protección Oficial en busca de una “solución moral y ética”, ha dicho Alejandra Hernández, a la vez que ha recordado que “siempre estaremos al lado del vecino y contra la inacción del gobierno de Page en la defensa del mismo”. La portavoz del PP de Illescas añade que un importante primer paso sería “la concesión de una moratoria de un año para dar tiempo tanto a los vecinos como a las instituciones a encontrar una solución más duradera”. “Conocemos casos concretos -continúa la líder popular- de gente discapacitada, mileuristas, pensionistas o familias con niños, que no tienen ninguna otra opción, por lo que si la Junta no media en un mes se verán en la calle”.

Además de instar a la Junta para que actúe de manera inmediata, los populares han solicitado al pleno del Ayuntamiento de Illescas que se convoque una reunión urgente con todos los grupos políticos para tratar este tema. “Como políticos tenemos una responsabilidad por lo que solicitamos al Ayuntamiento que proteja a todas estas familias y que medie en busca de una solución permanente”, concluye Hernández.

Tras varios años gestionando las más de 200 VPO ubicadas en el Señorío de Illescas, en junio de este año el Banco Santander vendió un importante lote al fondo de inversión Global Pantelaria. Un mes antes del vencimiento de los contratos, los vecinos han recibido notificaciones avisando de que tienen que desalojar sus viviendas.